Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

La relación con Dios es personal

Resultado de imagen para La relación con Dios es personal

El padre Mateo Crawley, el apóstol mundial de la devoción al Corazón de Jesús, relata que en una oportunidad, se encontró con un indígena chileno, que era carbonero y amaba mucho a Dios, aunque apenas conocía algo de religión y era muy ignorante. No sabía ni el padrenuestro ni el avemaría. Pero rezaba con toda confianza a Dios. El padre Mateo le preguntó: ¿Cómo rezas?

— Por la mañana le digo: "Señor Jesús, tu bolsa de carbón sale para trabajar, ayúdame". Y en la tarde le digo: " Señor, tu bolsa de carbón va a descansar, ayúdame”.

Y el padre Mateo, ante la fe de aquel carbonero, estuvo a punto de arrodillarse y agradecerle por su fe y su amor a Dios. Porque no hace falta dirigirse a Dios con grandes discursos ni con libros hermosos, donde hay bellas oraciones. Lo que quiere el Señor es amor sencillo y confianza plena, nada más.

Resultado de imagen para gifs de barras y separadores

Se levantó lleno de alegría y paz
Resultado de imagen para La relación con Dios es personal
Un joven, entre 18 y 20 años, se confesaba. Era un obrero alto y fornido.
Era la primera vez que se acercaba a Don Bosco. Con voz bastante fuerte, de modo que todos podían oírle, empezó a contar sus debilidades que no eran pocas ni chicas.
En vano le indicaba Don Bosco que hablara más bajo e intentaba amortiguar su voz con un pañuelo blanco.
 Al terminar se levantó para retirarse del confesionario y, al volverse, su semblante tenía una expresión de paz, de humildad y alegría sorprendentes. Buscaba abrirse paso entre la compacta multitud que, de una y otra parte, no hacía más que repetirle:

— ¿Por qué hablabas tan alto? Todos se han enterado de tus pecados.

El mozo se paró, extendió los brazos y, con un candor singular, exclamó:
— ¿Y qué me importa a mí que los hayáis oído? Los he cometido, es verdad, pero el Señor me los ha perdonado. De aquí en adelante seré bueno.

Y apartándose, se arrodilló y se quedó inmóvil por una buena media hora dando gracias.

* Enviado por el P. Natalio

Resultado de imagen para gifs de barras y separadores








 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores